¡Eso es todo amigos!

Visitante nº:

21 feb. 2010

¿Con explicación?

De pequeños, nos cuentan las típicas historias de brujas, el hombre del saco, la princesa y el sapo.. (este no sé que tiene de sentido común, como muchos otros, un sapo, ¿besándose con una princesa?. Que inocentes éramos, nos creíamos hasta que los reyes magos existían, y que una ratita venía varias noches y nos traía un regalito a cambio de un diente nuestro. O que un burro, en vez de hacer lo que hace normalmente en su rutina, rebuznar, ¡en este momento hable!. Increíble). Bueno, lo que contaba. Crecemos rodeados de mentiras, que una vez tenemos la capacidad de pensar, nos damos cuenta de que tooooodo, es mentira. Y como no, aún seguimos creyendo en todo esto que os cuento. ¿Por qué?. Muy fácil, porque creemos en el amor a primera vista (aunque yo no), creemos en que podemos tener una vida completa al lado de una persona (muchas veces se cumpe, sí), creemos que existe la confianza, que existe la amistad (esto ya es una mentira como una casa de grande, ¿amigos?, náh, pocos quedan). Nosotras, en ocasiones parecemos barbies manejables. Nos dejamos hacer cualquier cosa con tal de satisfacer al hombre. Y algunas veces, nos creemos ese: ''te quiero'' que nos dicen sólo una vez. Y cuando abrimos los ojos, nos dá miedo hacerlo, dejarlo todo atrás. Porque nos es fácil amar a alguien, y cuando lo hacemos, nos quedan secuelas, o al menos a mí. Porque todo ese mundillo se nos cierra, y nos quedamos haciendo cartucheras en el sofá comiendo chocolate, y luego nos quejamos de que el amor nunca viene a nosotras. En fin, ¿en qué mundo vivimos?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!