¡Eso es todo amigos!

Visitante nº:

3 nov. 2011

No elegí el día, ni el mes en el que apareciste. Tampoco elegí tu risa, ni que me mires así, con esos ojos que me lo dan todo. No he elegido tampoco los cabreos, los abrazos, ni los besos, ni desear besarte cada segundo de mi vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!