¡Eso es todo amigos!

Visitante nº:

24 ene. 2010

¡Lejos, muy lejos!





Él sólo se limitó a mirarla... mientras se decía a si mismo: 

- No, no está hecha para tí, es muy diferente, es muy niña, y yo soy muy maduro... aunque a veces me derrita con ella... ¡no!, rotundamente no la quiero... ¿pero que estoy diciendo?, me vuelve loco esa sonrisa, esa mirada, ese cuerpo me llama. Pero con ella quizás me esté metiendo en un pozo negro, y quizás no pueda respirar una vez dentro. Así que lo mejor será dejarla... encontrará a alguien, yo lo sé. Incluso al querrá más que yo. ¡Oh díos mio pero que digo!. Eres tonto xabal, tonto.
(...)
- ¿En qué piensas?
- En nada, en el trabajo.
- ¿Seguro?
- Sí...
- No, no te creo. Y sabes qué?. Que yo estaba pensando lo mismo que tú. Y te quiero, y si me tengo que tirar al pozo negro, me tiro, y si tengo que hacer puenting, lo haré, y si me tengo que ir a miles de km contigo, me iré, y si la cagamos y tengo que llorar, lloraré, pero al menos me quedará el recuerdo de que me has querido y me has hecho tuya. Y eso nadie me lo quita, porque sólo te necesito a tí, y ahora mismo te tengo...
- ¿Qué bobadas dices?
- Que te quiero, ¿eso es una bobada?
- No, ni mucho menos... pero, es una locura.
- Por la edad... ¿no?, ¡a mí no me importa!
- Pero... sigue siendo una locura...
- ¡Mírame!, ¿tú crees que si yo pensara que es una locura andaría aquí contigo?, ¡No lo es!
- Te quiero
- Yo te necesito...
- Mira, no sé si esto saldrá bien, o mal. Pero voy a tratarte como nadie lo ha hecho, nos vamos a ir lejos, muy lejos, donde nadie nos recuerde quiénes somos, y que estamos haciendo.
- Me muero de ganas.
 

3 comentarios:

  1. no te imaginas lo que me ha enganchado tu blog, espero seguirte de aquí en adelante

    ResponderEliminar
  2. Es un claro caso de pederastia y voy a dar parte a las autoridades pertinentes para que el pederasta pase a disposición judicial.

    ResponderEliminar
  3. ofú, si es solo una historia!
    jajajaja aisss

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!