¡Eso es todo amigos!

Visitante nº:

23 may. 2010

5 meses y 21 días sin tí..

Mi chica.. poco puedo decirte. No estás aquí conmigo.. como solías hacer todos los días. Me cuidastes desde que nací, tú, tan cachorrita, tan pequeñita y tan preciosa. Siempre estabas en mis brazos, eras mi pequeño bebé mimado. A pesar de todo el tiempo pasado.. desde tu ida.. te sigo queriéndo muchísimo. Fuistes, y serás siempre mi vida. Porque has estado ahí 17 años. Muchos minutos, infinitos segundos dándome lenguetazos, gruñidos, llantos, ladridos, enganchones, alegrías.. eras lo más bonito que tenía.
Aún recuerdo cuando algo me solía salir mal.. siempre te cogía a brazos y te achuchaba, y sentía como me calmabas. Y cuando dormías en mi cama en invierno. Y cuando te me escapabas en el camping todas las mañanas mientras yo dormía ja ja. Me alegrastes la vida, a pesar de la puñeta que yo te hacía.
Y el día que te fuistes.. fué el infierno en persona para mí. Sentía que te ibas, y yo no podía hacer nada. Sabía que no volvería a verte.. pero el miedo me podía. Y justo en los últimos instantes.. adiós. La peor noche de mi vida.. ya estaba hecho, ya no volvería a saber de ella.. ya no estaría ahí en mis momentos de pena, ni para saludarme, ni acompañarme, ni nada.. Te hecho muchísimo de menos mi chiquitina. No sabes cuántas veces he pensado en tí. Cuantas veces he imaginado llegar a casa y que tú estubieras sentadita en tu sitio, mirándome. Pero.. nada es para siempre. Pero al menos me queda tu recuerdo.
Te quiero mi chica preciosa, siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!